« Volver

13/02/2015

MónNatura Pirineus reabre puertas esta semana con el balance de 16.000 visitantes el 2014

MónNatura Pirineus reabre las puertas esta semana y encara el primer fin de semana con el cartel de completo. La buena temporada de nieve ha permitido a la dirección recuperar las actividades propias de esta época del año en el centro, les raquetas de nieve, y también una actividad que se inició hace dos inviernos y que despierta mucho interés entre los visitantes com es la construcción de iglús. Pero detrás de estas actividades lúdicas, el centro que trabaja en la sensibilización medioambiental vuelve a ser un equipamiento referente en esta zona por su trabajo en la recuperación de la fauna salvaje autóctona, la cultura de la sostenibilidad y también el conocimiento del entorno.
Sólo el año pasado, MónNatura Pirineus, recibió cerca de 16.000 visitantes que participaron en algunas actividades del centro pero que también visitaron el valle, siendo un motor económio y turístico consolidado del Pallars. MónNatura Pirineus, inagurado el año 2002, es un equipamiento de la Fundació Catalunya-La Pedrera que ofrece estancias y actividades dirigidas a todo tipo de público con una misión muy clara: sensibilizar la sociedad sobre el desarrollo sostenible y la conservación de la natura y el paisaje a través de actividades de educación ambiental.
El centro está dotado de un edificio bioclimático de más de 3.000m2 que utiliza energías renovables y se divide en dos áreas: la área de actividades, espacios ideales para las diferentes actividades que se pueden realizar durante las estancias; y la área residencial y de servicios. El edificio dispone de un planetario, un auditorio abierto a actividades del centro y también para uso de entidades del valle. Igualmente dispone de un laboratorio donde anulamente se dan cita durante dos semanas los participantes del programa Joves i Ciència, de la Fundació Catalunya-La Pedrera. Una ludoteca, una aula informática y un espacio de lectura, junto con la nueva sala de chimenea, completan las estancias que conforman este equipamiento, abierto a familias y escuelas, esencialmente.
Entre las actividades más destacadas se encuentran la visita al centro de fauna salvaje del Pirineo y la observación astronómica.